Landa y López resurgen, Roglic ni se inmuta

DEPORTES

El español y el colombiano recortan 29 segundos en una etapa ganada por Benedetti que coloca a Polanc como ‘maglia rosa’

Cesare Benedetti logra la victoria en la etapa 12 del Giro. AFP

Fueron pasando constantemente ciclistas por la oficina de Primoz Roglic, siempre ubicada a cola del grupo y todos recibieron la misma respuesta: “Vuelva usted mañana”. Sacó a relucir el esloveno todo el repertorio de El arte de la guerrapara hacerse fuerte sin hacer nada. Accedió con gusto a que sus enemigos se atacaran entre sí mientras él observaba la escena desde la distancia, convirtiendo su soledad en fortaleza, infundiendo temor con sus aires de desinteresada superioridad, sin gastar un solo gramo de fuerza.

ATAQUE A 40 KILÓMETROS

Corresponde agradecerles, en todo caso, que le pusieran a la etapa el toque de pimienta necesario para que no pasara inadvertida. Fue Landa, tras varias escaramuzas previas, el que lanzó el ataque decisivo en el Montoso, cuando todavía quedaban cerca de 40 kilómetros para la meta. López dudó, pero entendió que la rueda del alavés era la buena. Lo extraño, de hecho, es que supieran leerlos NibaliYatesMajka

Landa y López comenzaron a hacer camino juntos mientras en el grupo principal, solitario y renuente Roglic, se repartían el trabajo entre Trek de Mollema y, en menor medida, el Mitchelton de Yates. Fue entonces cuando al esloveno le empezaron a reprochar que corriese escondido, sin que el aire rozara su rostro. Pero Roglic, cuya mayor amenaza es un Nibali al que saca dos minutos, ni se inmutó. No lo haría durante el resto de la etapa.